¿ Porque quiero el Futurismo ?

Angelo Cacciola DonatiMis estudios sociales y económicos se han encentrado por muchos años sobre las relaciones que se establecen entre la cultura y la sociedad. Mi atención se ha enfocado en los primeros decenios del siglo XIX y, a menudo, he percibido la ausencia de una llave que me permitiera percibir emocionalmente los cambios que aquella época conllevaba en sí.
Hasta que un día (en el 2005) me volvieron a la memoria los barcos y aviones que subían a el cielo pintados en las paredes de las escaleras del palacio del correo di La Spezia (Italia), donde de chaval acudía para pagar los recibos de la luz y del gas. Empecé a buscar más información y descubrí que habían sido realizadas por Fillia y Prampolini en los años 30, ambos vinculados con el movimiento futurista. Me extrañó mucho no tener algún recuerdo escolar de aquel movimiento artístico, a pesar de haber sido un buen estudiante y más aun de encontrar muy pocas referencias bibliográficas y non (¡los fastos del centenario todavía estaban lejos!). Así, con mucha paciencia, empecé a buscar las revistas de la época, los pocos libros disponibles, las imágenes de las obras, etc. … Más tarde descubrí que una Universidad Nord Americana había digitalizado y puesto en internet los Libroni de Marinetti, devolviendo así a la humanidad los anales de las actividades futuristas alrededor del globo. Me impresionó la extensión del movimiento artístico, su originalidad, sistematizad y, sobre todo, su actualidad.
Así emprendí el largo camino que me llevó a declamar públicamente los poemas futuristas, pronunciar conferencias, escribir, organizar exposiciones, espectáculos, congresos, aperitivos y cenas futuristas, etc. siguiendo la inspiración de estos grandes artistas tan desafortunados y, en muchos casos, aún desdeñados.

Angelo Cacciola Donati


Descargar (PDF, Desconocido)


Reseña de Prensa

Marcar el Enlace permanente.