De la Escosura Joaquín

(Ribadesella, Asturias, 1832 – Zaragoza, 1906). En Oviedo se hace abogado. Se trasladó a Madrid, donde conoce a la hija de Florencio Ballarín y Causada, catedrático de Medicina y Ciencias en Zaragoza. Al casarse con ella se instala en Zaragoza. Abrió un muy concurrido bufete. Pronto destacó en la vida local por su sólida cultura y grandes dotes de orador. Participó activamente en política, fiel a las ideas republicanas del Partido Radical, siendo elegido concejal del Ayuntamiento de Zaragoza y diputado a Cortes. Ocupó la dirección de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, cargo desde el que promovió la Segunda Exposición Aragonesa, celebrada el año 1885 en el marco del edificio del Matadero Municipal de Zaragoza. Fue presidente del Comité Organizador de la mencionada exposición.

Extraído de Las cosas se han roto. Antología de la poesía ultraísta, (2012) editado por Juan Manuel Bonet.

Nevadas pomas de la noche
Envueltos en su capa gris
sonríen
Jirones de silencio
aterido de frío
dejaron
en el abanico de su risa
el secreto de la noche
Huellas de muchos pasos
en su biombo de recuerdos
Amables
estrujan besos de luz
en los senos de las rameras
Esquifes melancólicos
prenden sus anclas
en la cabellera de la tarde
En la estela
collares de náufragos
dibujan su bandera
Mecidos en el viento
navegan
en un triste aleteo de su cruz de San Andrés
En las mañanas somnolientas
perdido su prestigio nocturnal
van poco a poco deshojándose

Marcar el Enlace permanente.