Stella Joheph

Muro Lucano (Italia) 1877 – 1946, fue un pintor de origen italiano que perteneció a la corriente artística futurista estadounidense.

Nació en 1877 en el pueblo de Muro Lucano, ubicado en la provincia de Potenza. En 1896 migró hacia la ciudad de Nueva York, con la meta de cumplir su sueño americano, y siguiendo los pasos de su hermano mayor, que años atrás había dejado Italia para convertirse en un exitoso doctor.

A su llegada a los Estados Unidos empezó a estudiar Medicina y posteriormente realizó un año de estudios en la carrera de Farmacología, pero en dicho proceso descubrió que su verdadera vocación era el Arte. Finalmente en 1897 se inscribió en la escuela de arte Art Students League of New York, donde recibió clases con el afamado pintor impresionista William Merritt Chase. Durante sus años de formación artística también fue estudiante de Robert Henri, uno de los ocho miembros fundadores de la Escuela Ashcan, una corriente artística que tenía como propósito capturar de forma realista las escenas de la vida diaria de los barrios más pobres de Nueva York.

Sus primeras pinturas sobre las deplorables condiciones de vida en la ciudad muestran una clara influencia de Rembrandt. En 1908, recibió el encargo de realizar una serie de pinturas sobre la ciudad industrial de Pittsburgh que serían utilizadas para ilustrar un estudio sociológico que fue publicado bajo el título de The Pittsburgh Survey.

En 1909 viajó a Europa, y en dicha ocasión tuvo su primer contacto con el modernismo, el cual influiría en su particular estilo pictórico. Luego de recorrer Italia, visitó la ciudad de París, donde acudió a la exhibición futurista realizada en la galería Bernheim-Jeune y quedó impresionado con la obra de los artistas Gino Severini, Carlo Carrà y Umberto Boccioni.

A finales de 1912 regresó a Nueva York, y un año después pintó uno de sus primeros trabajos futuristas: Battle of Lights, Coney Island, Mardi Gras.

Unas de sus pinturas más importantes fue la que realizó en el período de 1917 a 1918, basada en el Puente de Brooklyn y titulada bajo el mismo nombre. En uno de sus manuscritos autobiográficos Stella declaró:
“El acero y la electricidad han creado un nuevo mundo. Un nuevo drama ha surgido de las despiadadas violaciones a la oscuridad de la noche, el violento brillo de la electricidad ha causado una nueva polifonía que repica por todas partes con las chispeantes y variadas luces de colores. El acero ha saltado hacia alturas hiperbólicas y se ha expandido a vastas latitudes con los rascacielos y puentes que han sido creados para la conjunción de los mundos.”

Sin embargo, una de sus obras más famosas y por la que es más conocido es Voice of the City of New York Interpreted (1920-22), un políptico de cinco paneles siguiendo el modelo de los retablos religiosos, a diferencia que las representaciones de los santos son reemplazadas por puentes, rascacielos y los avances tecnológicos de Manhattan.

Fue uno de los fundadores y directores de la Society of Independent Artists (Sociedad de artistas independientes) de los Estados Unidos. A pesar de haber vivido por muchos años en dicho país, finalmente se convirtió en ciudadano en 1923. A lo largo de su vida experimentó con una variedad de corrientes artísticas aparte del futurismo, como: el cubismo, el simbolismo, el surrealismo, el dadaísmo y el arte abstracto. En 1942, comenzó a padecer problemas del corazón, y poco después sufrió una caída accidental en un hueco de ascensor de la cual nunca se recuperó.

Stella falleció el 5 de noviembre de 1946.

Marcar el enlace permanente.